Los bodies, toda una aventura

Estándar

Cuando estábamos esperando a que llegase Gabi (nuestra peque) hicimos como todos los padres primerizos: acopio de ropa y accesorios para preparar su recibimiento sin que nos faltase nada.

Seguramente, de todas las prendas que necesita un bebé, la más importante sea el body. No solo por su uso y funcionalidad sino por la cantidad de veces que podemos cambiarlo a lo largo del día.

Como es lógico, a la hora de comprar, nos dejamos llevar por colores y estampados que nos entraron por el ojo pero claro, en algún momento tuvimos que usar los bodies que compramos y aquí es donde surgieron los problemas.

Body Cerrado

Encontramos bodies de 3 tipos:

– Con cuello abierto pero cerrados por pecho y espalda. Con corchetes en la entrepierna.

– Con cuello cerrado y corchetes en espalda y entrepierna.

– Con corchetes en el costado y entrepierna.

Los primeros (mira qué casualidad) eran los que tenían unos estampados y colores más divertidos y originales. Los compramos a kilos. El problema es que la hora de ponérselos y quitárselos a la peque se convertía en un suplicio para ella y para nosotros. Los bebés suelen tener una cabeza de tamaño importante en relación a su cuerpo así que imaginaos la aventura de pasarle el cuello del body a través de la cabeza. Más aún durante los primeros meses que no se sostienen por si solos!!

Los bodies de cuello cerrado con corchetes en la espalda parecían una buena solución al problema de los primeros. Ya que no necesitas pasar la cabeza del bebé a través de ninguna abertura. Este tipo de bodies (y pijamas) también suelen tener estampados divertidos puesto que toda la zona del pecho es lisa. El inconveniente es que para abrocharlos y desabrocharlos, tienes que poner bocabajo a tu peque. Por norma general este tipo de bodies no tienen mayor problema excepto en nuestro caso. Gabi tenía las piernas escaroladas hasta la entrepierna así que ponerla bocabajo era una postura muy forzada para ella y no nos daba mucha tranquilidad.

Body Cruzado

Ahora llegan los buenos: Los Bodies con corchetes en el costado. ¡¡¡Viva la madre que parió a quien los haya inventado!!! Son comodísimos. Nos costó un poco encontrar colores y estampados originales pero mereció la pena.

Lo mejor de todo es que se extienden abiertos sobre el cambiador, tumbas encima a tu peque boca arriba y l@ envuelves con el body, abrochándolo en el costado y en la entrepierna. Fáciles de poner y de quitar, cómodos, y muuuuy prácticos.

Ideal para padres primerizos y bebés cabezones 😉

Esta es nuestra experiencia. ¿Compartes la tuya con nosotros? #ElMejorBody

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s