Archivo de la etiqueta: alfombra de juegos

¿Es el parque de juegos una celda para nuestro peque?

Estándar

Tengo que reconocer que cuando mi hija empezó a hacer un uso lúdico de su parque de juegos (antes solo lo utilizaba para dormir) yo llegué a pensar que ese artefacto sería útil hasta que la niña tuviese 20 años.Bebé jugando en parquecito

Me dije a mi mismo: “Esto es lo mejor que ha entrado en casa. Ya tenemos a la niña entretenida y controlada!” y, parcialmente, esto es verdad.

Durante la etapa en la que los peques aún no han comenzado a gatear (o están aprendiendo), el parquecito es un lugar seguro dónde poder jugar de forma segura.

Lo ideal es que en su interior tengan algunos juguetes para que los peques no se aburran y que, de vez en cuando, se los cambiemos por el mismo motivo.

Uno de los gadgets más prácticos que podemos usar en los parquecitos son las anillas. Se enganchan en los bordes superiores y sirven para incentivar a nuestros peques a ponerse de pie al agarrarse a ellas.

Intenta, si las dimensiones de tu piso lo permiten, tener el parquecito en la misma estancia en la que te encuentres (para  que tu peque no se sienta solo y pueda observarte)Niños jugando en alfombra Tessell

Ahora viene lo más importante: cuando tu peque empiece a dejar claro que no le gusta el parque, no le fuerces. Intenta buscar alternativas como las alfombras de juego.

En Pequecosas.com os proponemos las Tessell porque, además de divertidas y originales, se convierten en divertidos balancines. Así tenemos dos juguetes en uno: Alfombra y balancín.

Sin lugar a dudas es uno de los gadgets más originales y prácticos que hemos encontrado.

Anuncios

¿Te imaginas una alfombra de juegos que se convierta en balancín?

Estándar
¿Te imaginas una alfombra de juegos que se convierta en balancín?

Pues no tienes que imaginar nada porque existe y en Pequecosas.com puedes encontrarlas.

http://pequecosas.com/es/8-vienes-a-jugar

La principal característica es que tienen doble uso, primero como alfombra de juegos. Está fabricada en un material blando pero firme (es aproximadamente el doble de gruesa que las alfombras de juegos normales), tiene un tacto muuuy suave y formas irregulares que ayudan a fomentar la imaginación de los peques.

Lo mejor de todo es que sus piezas encajan entre si (como las alfombras de juegos comunes) permitiendo así que los peques la monten y desmonten a su gusto.

http://pequecosas.com/es/8-vienes-a-jugar

Cuando se hayan cansado de jugar con ella (y en ella) viene la mejor parte: se convierte en balancín. Sí, sí, has leído bien, en balancín.

Lo único que hay que hacer es agrupar las piezas, unirlas con los tubos de plástico y voilà, ya tienes un original, práctico y precioso balancín.

http://pequecosas.com/es/8-vienes-a-jugar

En Pequecosas.com te ofrecemos 4 tipos diferentes de alfombras-balancín: Dragón, caballo, coche y moto. Son a cuál más divertida y colorista.

Si aún no has escrito la carta a Papá Noel o a los Reyes, este es un buen regalo 😉